Un año más de juvenicidios

A un mes y tres días de la desaparición de los cinco jóvenes de Jalisco que asistieron a una feria en Lagos de Moreno seguimos sin conocer exactamente qué fue lo que sucedió con ellos y dónde están. Lo más doloroso es que esta historia ya la conocemos, ya nos la han contado y como siempre la impunidad está por delante. 

 

América Latina atraviesa por un periodo crítico en cuanto a la seguridad y estabilidad de sus jóvenes, es común bromear respecto a la inseguridad, el narcotráfico, la crisis laboral, la falta de oportunidades o un sistema educativo que queda a deber. Particularmente, en México es parte de nuestra cultura burlarnos de las dificultades que afrontamos, pero a veces simplemente no se puede reír.

C: Ivan Samkov

Una década atrás, el sociólogo José Manuel Valenzuela empleó el término juvenicidio, el cual últimamente ha resonado en redes sociales. Este concepto parte del ejercicio de creencias o normas que otorgan poder a un grupo o una persona en particular sobre otro y se deriva en comportamientos y la aceptación de estos ―por parte de quien lo ejerce y de quien es víctima―. A esto le llamamos violencia simbólica.

Sin embargo, esta no es la única manera en la que se ve reflejado el juvenicidio, sino que está la violencia física y, en los casos extremos, se llega hasta las desapariciones o la muerte de aquellos que están entre sus 15 a 29 años, edad que identifica a las personas como jóvenes según el Artículo 2 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud (INJUVE). 

 

El término juvenicidio que usó Valenzuela en su libro Sed del mal (2012) rebosa un poder negativo, ya que ofrece la oportunidad de fomentar estereotipos que refuerzan la precarización, vulnerabilidad o marginación. 

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2022 (ENADIS), coloca la falta de oportunidades para seguir estudiando en segundo lugar de las problemáticas que la población de 12 a 29 años enfrenta con un 18.6%, mientras que en cuarta posición está la violencia e inseguridad con un 13.8%. 

C: Meruyert Gonullu

En un país en el que durante la primera mitad de 2022 se reportaron 15 mil 561 homicidios, de ellos 10 mil 594 fueron a causa de armas de fuego, como lo señala el comunicado de prensa de las Defunciones por Homicidio de enero a junio 2022 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

 

Aunado a ello, durante la primera semana de septiembre ―la cual abarcó del viernes 1 al viernes 8― el informe de seguridad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), reportó un total de 597 de homicidios dolosos, es decir, que quienes terminaron con las vidas de las víctimas lo hicieron de manera voluntaria y consciente.

México atraviesa por un periodo de crisis, sus jóvenes son amenazados y no cuentan con protección suficiente por parte de Estado, ya que este mismo se ha encargado de participar en crímenes en contra de aquellos que pertenecen a comunidades rurales, como lo fue con el caso Ayotzinapa y el ex-procurador de general de la República Mexicana, Jesús Murillo Karam, que, aun con su detención no se ha esclarecido la noche del 26 de septiembre de 2024. E incluso se ha comprobado que el cambio de administración no significa que se brinde seguimiento a las familias de las víctimas. 

 

La amenaza les persigue a todos lados: al ir a la escuela, al asistir a una entrevista de trabajo o al divertirse en una fiesta, únicamente por pertenecer a una clase social diferente a quienes poseen poder en este país. Se quiere vida, no juvenicidios.

 

Katia Beltrán
Ciudad de México
14-09-23

ARTÍCULOS RECIENTES

Con solo 9 años de edad, Anne Kim narró con la inocencia de la niña que era, aquella experiencia con la que nació su primer libro “Bolitas y yo, esta historia es real”. Hoy diez años después, regresa...
En la historia de México, han surgido numerosos movimientos culturales que han dejado una huella indeleble en el país. Desde eventos cinematográficos, acontecimientos sonoros y redefinición del...
La lucha libre mexicana tiene sus raíces en la lucha libre tradicional de México, que se basaba en la lucha libre estilo catch-as-catch-can que se popularizó en Europa y Estados Unidos a finales del...
Nuestra tierra de tradiciones ancestrales y folclore vibrante, es hogar de una rica herencia de leyendas y mitos que han perdurado a lo largo de generaciones. Estas historias han tejido la tela de la...
México es reconocido mundialmente por sus exquisitas bebidas, siendo el tequila una de las joyas más preciadas de la cultura mexicana. Sin embargo, más allá del tequila, el país ofrece una rica...
México destaca no solo por la exquisitez de su comida, sino también por la asequibilidad de sus frutas, una característica que marca la diferencia en comparación con otros países. La cotidianidad...
En la última década, la escena digital mexicana ha experimentado un vertiginoso crecimiento gracias a la explosión de contenido en plataformas como YouTube, Tik Tok y Twitch. Los youtubers y streamers...
La literatura mexicana tiene sus raíces en las culturas indígenas que florecieron mucho antes de la llegada de los conquistadores españoles. Los aztecas, mayas y otros pueblos originarios dejaron...
La Rosca de Reyes, este delicioso manjar que llena de alegría y tradición las mesas mexicanas cada 6 de enero, tiene sus raíces profundamente arraigadas en la rica historia y la amalgama de culturas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *