Los viejos están en otra habitación

Aún puedo ver el rostro de Mariana, la vergüenza apoderándose de su mirada, la urgencia por quedarse en el baño y no salir de ahí, el dolor en su voz pide que se cierre la puerta, que el pequeño espacio la oculte. Su hija acaba de gritar frente a un grupo de invitados que se manchó al usar el baño, que es asqueroso. Mariana, una mujer de 90 años fue humillada en su casa por su propia hija con su familia ahí mismo, porque ella ―al ser anciana con problemas auditivos― por supuesto que no escucharía.

 

Dicen que cuando se llega a la vejez es como si se regresara en el tiempo porque nuestro niño o niña interior sale a flote. De pronto, depender de alguien más ―generalmente los hijos― pone en estado vulnerable al adulto mayor y aunque desestimar su paso por el mundo es común, también se vuelve tendencia ejercer violencia hacia éste.

 

Hay muchos tipos de violencia hacia ellos: física, sexual, financiera, emocional o psicológica. De acuerdo con la Gaceta UNAM, en México 32.1% de los adultos mayores han sufrido maltrato y de este porcentaje 28.1% fue de carácter psicológico. La violencia psicológica, de acuerdo el artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, es definida como:

C: Streetwindy

 

“un tipo de violencia referente a un acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso el suicidio”.

 

La invalidación de los derechos humanos y las experiencias es más común para los adultos mayores, esto se representa en el 30% de ellos, quienes consideran que se les respeta poco y 7.8% que creen que no se respetan nada estos, así lo declara la Encuesta Nacional de Discriminación 2022 (ENADIS). Hay diferentes formas de ejercer violencia psicológica contra este grupo poblacional: cuando se le niega un plato de comida o se le abandona todo el día, cuando se les grita con el pretexto de su baja capacidad auditiva, cuando pasan periodos largos sin ropa limpia o un baño. Estos son sólo algunos ejemplos que les lleva a sentirse poco valiosos o una carga familiar.

 

La comparación con otras mujeres ancianas fue una constante en la vida como adulta mayor de Mariana, una en la que con cada visita de sus hijas e hijos hubo un comentario presente recordándole que afuera las otras ancianas se iban a bailar, les gustaba pasear en la calle y podían sostenerse solas.

C: Los muertos crew

Mientras tanto, Mariana necesitaba apoyarse del brazo de otra persona para dirigirse a la mesa, que alguien le diera un baño, que le hicieran compañía por las tardes en su habitación, que alguien durmiera a su lado, que le repitieran tres veces o más una misma oración, que la ayudaran a mantener su higiene después de usar el baño. Necesitaba ver que alguien estuviera con ella.

 

Se sabe gracias a la última encuesta mencionada que 15.3% de los adultos declararon haber experimentado al menos una situación de discriminación al ser rechazados o excluidos de actividades sociales, les hicieron sentir incómodos, les insultaron o se burlaron de ellos, los amenazaron, los empujaron, los jalonearon o les obligaron a salir de una comunidad. Y 61.6% cree que se debe a su edad.

Un fenómeno común es el mantenerles en otra habitación y hacerles creer que son demasiado viejos para disfrutar de un momento, que sentarse a ver la televisión es lo único que pueden hacer. Precisamente esta es la actividad con mayor índice de realización pues 87.3% de la población de 53 años le dedica su tiempo, como lo deja conocer la Encuesta Nacional sobre Salud y Envejecimiento (ENASEM) 2021.

 

Mariana no nos acompaña más, a su funeral asistieron sus nietas y nietos, así como sus hijas e hijos. La casa en la que vivía le abrió las puertas a mucha gente, quienes rezaron en su nombre. Si tan sólo esa misma cantidad de personas hubieran llenado de emoción genuina cada día la vejez de aquella mujer de 90 años, entonces tal vez habría disfrutado más esa etapa de su vida.

 

Katia Beltrán
Ciudad de México
06-09-23

ARTÍCULOS RECIENTES

México y los Juegos Olímpicos de 1968: Un Momento Histórico

En 1968, la Ciudad de México se convirtió en el epicentro del deporte mundial al albergar los Juegos...

Top 5 Platillos Callejeros de México

En las bulliciosas calles de México, la comida callejera no es solo una experiencia culinaria, es un...

Movilidad digital un cambio silencioso

Moverse en la Ciudad de México es todo un reto para cualquiera que se encuentre en esta vibrante...

4° FESTIVAL INTERNACIONAL ROSA: VISIBILIDAD LGBTQ+ Y TEATRO

El 10 de junio del presente año, dentro del Foro Escénico del Centro Cultural José Martí (CCJM), se...

Medidas de protección en INTERNET para nuestros PEQUEÑOS

En Ciudad de México, el internet y el uso de dispositivos inteligentes han permeado la vida de la...

Diversx Universx, el camino a la inclusión escénica

El pasado 29 de mayo del presente año, dentro del Foro Escénico del Centro Cultural José Martí...

Problemáticas de los entornos digitales en NIÑOS

Según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los...

Internet, chats y consecuencias en los peques

En Ciudad de México, el internet y el uso de dispositivos inteligentes han permeado la vida de la...

De la Calle al Corazón: Frases Populares Mexicanas

México es un país rico en cultura, historia y tradiciones, y su lenguaje cotidiano está impregnado...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *