Día de Muertos, una tradición desde el CORAZÓN.

El origen del Día de Muertos viene desde la época prehispánica, aunque no era tal y como lo conocemos ahora. Para los mexicas, el culto a la muerte era uno de los elementos más importantes de su cultura, para que sus muertos llegaran al Mictlán, sus familiares los enterraban envueltos en un petate y organizaban una fiesta con el fin de guiarlos en su camino. 

Con la llegada de los españoles la tradición se mezcló con los rituales católicos, de esta manera las culturas prehispánicas trasladaron su celebración a los días 1 y 2 de noviembre, que coincidían con el final del ciclo agrícola del maíz. 

C: Jesus Mateos

Ahora el Día de Muertos es una de las tradiciones más grandes y nutridas de México, desde sus decoraciones hasta la comida representativa de las fechas, pero sobre todo por su emotividad. 

El 1 y 2 de noviembre aquellos que ya no se encuentran con nosotros en el plano terrenal nos visitan, pero la preparación para su llegada inicia desde días antes y es aquí cuando la tradición y el corazón se juntan.

En esos días previos es cuando comenzamos a pensar en nuestros seres queridos, en su comida favorita, sus dulces favoritos, algún juego o pasatiempo para que se diviertan durante su visita; recordamos los momentos que pasamos en su compañía y buscamos la foto que más nos guste para colocarla en la ofrenda. 

C: Luis Zambrano

Y aunque la ofrenda no sea la más grande, la más adornada y tampoco la más tradicional; no puede faltar una veladora, un vaso de agua y el cempasúchil; con la esperanza de que, aunque sea por solo unos minutos, nuestros seres queridos vengan a visitarnos. Porque hay muchas cosas que han pasado desde su partida, o desde su visita del año anterior, que hay que contarles.

Seguramente querrás decirles lo mucho que los extrañas, lo difícil que ha sido para ti desde que se fueron; pero también querrás hacerlos sentir orgullosos porque ahora te graduaste o porque te estás esforzando todos los días para lograr ese sueño que tanto anhelas y que compartías con ellos.

O quizá quieras presentarles a un nuevo miembro de la familia, alguien que no crecerá con su presencia, pero a quien vas a contarle las maravillosas historias que compartieron juntos y las experiencias que te dejó esa persona que ya no está. 

Y no importa si pasas estos días celebrando a carcajadas, o si en algún momento las lágrimas brotan; lo importante es que vivas esta tradición con el corazón. 

Lavanda
Querétaro
24-10-23

ARTÍCULOS RECIENTES

Top 5 Platillos Callejeros de México

En las bulliciosas calles de México, la comida callejera no es solo una experiencia culinaria, es un...

Movilidad digital un cambio silencioso

Moverse en la Ciudad de México es todo un reto para cualquiera que se encuentre en esta vibrante...

4° FESTIVAL INTERNACIONAL ROSA: VISIBILIDAD LGBTQ+ Y TEATRO

El 10 de junio del presente año, dentro del Foro Escénico del Centro Cultural José Martí (CCJM), se...

Medidas de protección en INTERNET para nuestros PEQUEÑOS

En Ciudad de México, el internet y el uso de dispositivos inteligentes han permeado la vida de la...

Diversx Universx, el camino a la inclusión escénica

El pasado 29 de mayo del presente año, dentro del Foro Escénico del Centro Cultural José Martí...

Problemáticas de los entornos digitales en NIÑOS

Según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los...

Internet, chats y consecuencias en los peques

En Ciudad de México, el internet y el uso de dispositivos inteligentes han permeado la vida de la...

De la Calle al Corazón: Frases Populares Mexicanas

México es un país rico en cultura, historia y tradiciones, y su lenguaje cotidiano está impregnado...

El Legado de los Organilleros en la Ciudad de México

Entre las brillantes calles de México, una melodía nostálgica y distintiva resuena, evocando épocas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *